ME ENCANTAN LOS ARTISTAS | MEI-MEI BERSSENBRUGGE

Envío

Extensos, caleidoscópicos, los versos de Mei-mei Berssenbrugge se prolongan y fluyen con delicadeza entre lo abstracto y lo concreto, buscando, como señala Ben Lerner, captar el proceso de percepción mismo. La cita científica, la observación arquitectónica, el pensamiento filosófico y la descripción de la imponente naturaleza americana se entrelazan y yuxtaponen en poemas que, en un plástico ir y venir entre lo conceptual e imágenes precisas y nimios detalles, encuentran su ritmo y una musicalidad tan sutil como fascinante. Con un estilo singular perfilado a lo largo de cuatro décadas de escritura, y sin anclar definitivamente en ninguna corriente colectiva, Mei-mei Berssenbrugge ha consolidado un lugar propio en el panorama literario estadounidense. La presente antología, que incluye poemas de todos sus libros y piezas hasta ahora inéditas, traza un itinerario revelador por la obra de esta poeta y confirma que se trata, sin duda, de una de las voces indispensables y más originales y exigentes de la poesía norteamericana contemporánea.

*

El pájaro candente

5

El cristal que se derritió en la última erupción del
Valle Grande se enfrió, y ya puedes correr
por una colina entre el iris salvaje, o entre laureles de San Antonio en el otoño
Su violencia anterior es el paisaje, que llega tan lejos como hasta
Oklahoma. Su ontogenia como lugar escaso cifra
la señal del avión, repitiendo un sueño previo a la radio
En cualquier momento, nos dicen todos, hay que pensar en la erupción
como una llegada tardía a la forma presente, el cristal templado
Todavía veo abajo el brillo como ira nocturna, no
por la violencia, sino por su continuidad con el pasado
mientras la luz ligera en la llanura es misericordiosa y difusa
resplandeciendo sobre piscinas de radio. El año pasado quise aprender
a bailar. Pensé que tu hija podría enseñarme

*

“Durante cuatro décadas, Mei-mei Berssenbrugge ha escrito poemas que buscan hacer visible el propio proceso de percepción.” – Ben Lerner

Mei-mei Berssenbrugge (1947), hija de madre china y padre estadounidense, nació en Pekín pero con un año de vida emigró a Massachusetts. Tras graduarse a comienzos de los setenta en la Universidad de Columbia, Berssenbrugge se trasladó a Nuevo México, donde se involucró activamente con la comunidad artística local. Sin embargo, mantuvo siempre el vínculo con Nueva York, ciudad donde frecuentó a los poetas de la Escuela de Nueva York, como John Ashbery y Barbara Guest, y a Charles Bernstein y el círculo de Language poets. En 1983 publicó su primer poemario, The Heat Bird, y a esta obra le siguieron Empathy (1989); Sphericity (1993); The Four Year Old Girl (1998); la antología I Love Artists (2006); Hello, The Roses (2013); y Endocrinology (1997) y Concordance (2006), realizadas junto con la escultora Kiki Smith. Las colaboraciones con artistas visuales, como Smith y Richard Tuttle, han sido una constante en la carrera de la poeta. Inédita hasta el momento en castellano, Mei-mei Berssenbruggeha sido galardonada en Estados Unidos con dos American Book Awards, dos Asian American Literary Awards y el Western States Books Awards, entre otros premios.