SERGIO ESPINOSA | HACIA LA MUDEZ

Envío

Sergio Espinosa apunta certeramente en este primer poemario hacia una destinación que requiere audacia: la mudez, ausencia de voz por imposibilidad o por negación. Lo que no sabemos es si, con ello, el autor quiere habilitar una definición en la que inscribir la tendencia de su dicción (que, en rigor, toda escritura es ineficaz en su esfuerzo por decir) o bien, aunque asumiendo esto último, pretende indicarnos qué territorio sonoro sucede al texto: el espacio que ya nada dice, porque ha dicho ya todo en su desarrollo. El libro se instala, en verdad, en esta última forma de la intensidad, donde cada verso ha pugnado por conseguirse a sí mismo, afónico, tratando de congregar voces cuya rítmica disposición a veces es conciliadora y atraviesa hilvanadamente las páginas, y otras adquiere forma de intercepción. Quizá la mudez sea esta intraducible forma de coherencia. En cualquier caso, con seguridad, Espinosa es ya un poeta que tener en cuenta.

Unai Velasco

 

*

Deberías trabajar la caída.

Hacerlo así: más allá sería la palabra.

También desconfiar.

 

Desconfío de la repetición.

 

No comenzamos una sentencia,

comienza tú

aquí

y así habrá una luz.

 

 

*

 

Sergio Espinosa nació en Jerez de la Frontera en 1988. Sus poemas se han publicado en antologías y revistas internacionales, y han sido traducidos a doce idiomas. Hacia la mudez (Kriller71, 2017) es su primer poemario.

 

www.sergio-espinosa.com