COSAS PARA HACER EN NUEVA YORK | TED BERRIGAN

Envío

Líder indiscutible de la segunda generación de la Escuela de Nueva York según John Ashbery, Ted Berrigan se consideraba a sí mismo un beat tardío. Más allá de movimientos y etiquetas, la vocación experimental y la continua innovación caracterizan a su poesía que, radical y llena de humor, captura el efervescente espíritu del Nueva York de los años sesenta y setenta. En su extensa producción, las formas mínimas -el poema como una simple lista o enumeración- alternan con composiciones extensas, inagotables, que se abren como ventanas hacia un mundo privado donde desfilan los amigos – personalidades de la época, también-, la camaradería se celebra, se consumen Pepsi y drogas, y la ciudad es el omnipresente escenario que envuelve al poeta. Con esta amplia antología -seleccionada, traducida y prologada por Mónica Caldeiro-, el ineludible Ted Berrigan se suma al catálogo de Kriller71, junto a poetas como Frank O’ Hara, Kenneth Koch y Ron Padgett, y continuando con el propósito editorial de rescatar en castellano las voces más potentes de la maravillosa Escuela de Nueva York.

*

10 cosas que hago cada día

despertarme
fumar hierba
ver al gato
amar a mi mujer
pensar en Frank

almorzar
hacer ruidos
cantar canciones
salir
merodear las calles

salir a cenar
leer el correo
hacer pipí
dos hijos
sonreír

leer libros
ver a mis amigos
cabrearme
tomarme una Pepsi
desaparecer

*

Ted Berrigan (1934 – 1983) fue un poeta norteamericano, y uno de los representantes más notables de la segunda generación de la Escuela de Nueva York. Tras su paso por la Universidad de Tulsa, Berrigan se instala, a comienzos de los sesenta, en Nueva York y comienza a desempeñar un papel activo en el círculo literario y artístico conformado por la primera y segunda generación de la Escuela de Nueva York. Allí conoce también a la que será su segunda esposa, la poeta Alice Notley. En 1964, publica su primer libro, The Sonnets, una obra que revisa la tradición shakespeariana en clave innovadora, y es celebrada por Frank O’Hara como “un hecho de la poesía moderna”. A este libro le siguen obras como Some Things (1966), Many Happy Returns (1969), In The Early Morning Rain (1971), The Drunken Boat (1974), A Feeling For Leaving (1975), Clear The Range (1977), Train Ride (1978) y In a Blue River (1981), entre otras. A su vez, Berrigan escribe varios poemarios en colaboración, especialmente con Ron Padgett, con quien publica Bean Spasms (1967) y Back in Boston Again (1972). Su producción poética, tan extensa como renovadora, es recibida con entusiasmo por poetas de la talla de John Ashbery y Robert Creeley. Tras su temprana muerte, a causa de una cirrosis derivada de una hepatitis, su obra ha sido objeto de numerosas recopilaciones y tributos.