ISBN

978-84-127399-7-8

Fecha de publicación

febrero 2024

Páginas

108

Formato

15x21cm

Precio

15,90 

Prólogo de Jorge Larrosa

Epílogo de Ana Arzoumanian

LA TIERRA DE LOS NIÑOS

 

¿Es posible traducir lo que no se comprende? ¿Hay una extrañeza de lo más íntimo y una intimidad de lo más extraño? Una lengua, un pasado, una experiencia ajena… La tierra de los niños es, entre muchas otras cosas, una respuesta a ese interrogante. Tras la muerte de su abuelo -emigrante armenio instalado en Argentina-, Diego Tatian encuentra un conjunto de libros y diarios en esa lengua familiar que, sin embargo, le es también ajena por incomprensible. La escritura se convierte, así, en el medio para descifrar y reconstruir la experiencia de un desarraigo, de un genocidio, de una pérdida de la lengua. A partir de recuerdos, fotografías, lecturas y, sobre todo, una potencia visual y afectiva únicas, Tatian crea un territorio textual en el que se inscriben la memoria, la narración y el ensayo.

«Lo que ha hecho Diego en este libro ha sido liberar amorosamente, en la escritura, las letras y las fotos de sus antepasados armenios, imaginarlas, verlas en lo que son y tal y como son, en su ser-así, con atención concentrada, sin redimirlas ni condenarlas, con la alegría y el dolor que les corresponden. Y ofrecerlas a la lectura colocándolas en el limbo que, como se sabe, significa borde, orla, halo, aura, aureola o ribete. Los padres de la Iglesia lo situaban en alguna zona limítrofe del infierno, exterior a él, pero sometido a su influjo. Yo siempre lo he imaginado como ese círculo luminoso que rodea algunos astros, especialmente el sol y la luna, anunciando lluvia.»

Jorge Larrosa

 

«La tierra de los niños, titula Diego Tatian, no como un país donde los niños reinaran, sino como restitución de una palabra a aquellos a quienes les fue saqueada. No la traducción como una prótesis que cumpla una función en la ausencia, sino como una labor casi uterina de dar vida. Darle padres a esa tierra de niños… Y si ese tejido roto minó toda una comunidad, si la transmisión del trauma de esa orfandad es de natu­raleza radioactiva, ya que no sólo abarca a quienes la vivieron sino a generaciones subsiguientes, el libro de Tatian viene a restablecer la confianza entre lo devastado. Una territorialización simbólica de la ternura que vuelve a concebir una genealogía que es una palabra, un discurso.»

Ana Arzoumanian

Otros libros de esta colección

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe información sobre lanzamientos, presentaciones, eventos, etc.
Carrito de compra
Scroll al inicio